.
viñedos
Logotipo Mondovinos


Blue Nun Eiswein

Es el país vinícola más septentrional del mundo, y sus viñedos están situados tan al norte como lo permite la maduración de la uva, incluso en zonas inapropiadas para la agricultura normal. El secreto de sus vinos se encuentra en el difícil equilibrio entre azúcar y la acidez. Los vinos alemanes son de baja graduación y muy marcados por las esencias de las cepas y del terruño en el que crecen....

Saber más sobre la vitivinicultura en Alemania



Bluenun
Blue Nun

90 años elaborando los Riesling alemanes más famosos del planeta.
Vinos en Catalogo: 6


Bluenun
Gutsverwaftung Stiftungsweingut

Bodega boutique con uvas propias de su viñedo Trabener Würzgarten produciendo unos de las mejores Riesling de Mosel-Saar-Ruwer llenos de personalidad, muy aromáticos y minerales.
Vinos en Catalogo: 1


Black Tower
Black Tower

La marca alemana Nº1 en el Mundo que, con su estilo fresco e atractivo, cumple con la exigente demanda de los consumidores de hoy.
Vinos en Catalogo: 1


Vitivinicultura en Alemania

Es el país vinícola más septentrional del mundo, y sus viñedos están situados tan al norte como lo permite la maduración de la uva, incluso en zonas inapropiadas para la agricultura normal. El secreto de sus vinos se encuentra en el difícil equilibrio entre azúcar y la acidez. Los vinos alemanes son de baja graduación y muy marcados por las esencias de las cepas y del terruño en el que crecen.

viñedos alemanes El Rhin y sus afluentes constituyen el vínculo de conexión entre las once regiones vinícolas alemanas. Pero la gran importancia que este gran río tiene en la viticultura germana se debe, sobre todo, a su efecto termorregulador, ya que, al reflejar el calor, ayuda a mantener la temperatura constante de día y de noche, contribuyendo a originar en sus riberas un clima más templado. Por otra parte, al llegar el otoño, las neblinas que ascienden desde sus aguas ayudan a proteger las uvas contra las heladas tempranas.

El vino alemán, elaborado con variedades muy aromáticas, como la Riesling o la Gewürztraminer, está muy marcado por el suelo, así como por la altura e inclinación de los viñedos, que gozan de un drenaje óptimo proporcionado por las pizarras de su subsuelo. No es de extrañar, por ello, que más de la mitad del viñedo alemán se encuentre en pendientes. Los mejores pagos se sitúan en inclinaciones del 30% o más, orientadas al sur-este o al sudoeste. Otro de los factores que influyen en la calidad del vino son las horas de sol, habitualmente escasas en estas latitudes, lo que explica la importancia de la orientación de las laderas para hacer posible una mayor exposición al sol y regular los milímetros de lluvia anuales recibidos.

El 82% de la superficie de viñedo alemán es blanco, y solamente un 18% procede de uvas tintas. Los vidueños blancos son:

  • La Riesling la más fina y mejor conocida de las variedades blancas alemanas. Sus pequeñas uvas son de maduración tardía, entre octubre y noviembre, y este largo período de maduración le permite desarrollar más aroma y un balance armonioso.
  • La uva más cultivada es la Müller Thurgau que es el resultado de un cruce entre Riesling y Silvaner. Fue desarrollada en 1882 por el profesor Müller, nacido en Thurgau (Suiza), y de ahí su nombre. Esta uva madura pronto, normalmente en el mes de septiembre y presenta pocos problemas, dando un vino más suave y con menos acidez que la Riesling, incluso sin mucho sol.
  • La Silvaner es otra variedad tradicional cultivada en el 7% del viñedo germano. Son uvas jugosas de tamaño mediano, que maduran un poco más temprano que la Riesling, y de las que se obtiene un vino de aroma neutro, de suave acidez y medio cuerpo.
  • La Kerner es un nuevo injerto desarrollado a partir de Trollinger, una variedad tinta, y Riesling, variedad blanca. Son uvas de piel gruesa y temprana maduración.
  • La Scheurebe es otro nuevo injerto de Silvaner y Riesling, que produce vinos de acidez vivaz junto con un aroma y un sabor que evocan grosella.
  • Finalmente tenemos la Ruländer, una de las mejores variedades de Alemania. Madura al mismo tiempo que la Silvaner.
En cuanto a las variedades tintas, son tres : Spätburgunder (Pinot Noir), Portugieser y Trollinger, que producen vinos ácidos, ligeros y refrescantes.

Por lo que a las denominaciones de origen respecta, Alemania está formada por trece comarcas : Ahr, Medio Rhin, Mosel-Saar-Ruwer, Rheingau, Nahe, Pfalz (Palatinado), Rheinhessen, Franken, Hessische Bergstrasse, Württemberg, Baden, Saale Unstrut y Sachsen (Sajonia).

Alemania Mención especial por su popularidad merece el vino Liebfraumilch, que originalmente se producía en los viñedos que rodean la "Liebfrauenkirche" o "Iglesia de Nuestra Dorada Señora", en la ciudad de Worms. Actualmente puede producirse en cualquiera de estas cuatro comarcas : Rheinhessen, Pfalz, Rhin Medio y Nahe.

Este ha sido el estandarte de popularidad de los vinos alemanes en el mundo entero, por sus agradables aromas y su frescura, y es una iniciación ideal a los vinos alemanes de mayor complejidad y estructura. Alemania nos proporciona tanto caldos que satisfacen al neófito, asequibles y fáciles de beber, como también vinos de increíble complejidad e intenso aroma, que serán apreciados por los buenos aficionados que busquen vinos de mayor empaque.